Pidamos al Espíritu Santo infunda en nosotros un intenso anhelo de ser santos para la mayor gloria de Dios y alentémonos unos a otros en este intento. (GE 177)

Comunidad de Belén: Historia

Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres la menor entre los principales
clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo
que apacentará a mi pueblo Israel»(Mi 5,1)

El 20 de agosto de 1875, diez carmelitas dejan su monasterio de Pau (Francia) para emprender la fundación de un Carmelo en Belén. Entre ellas Sor Maria de Jesús Crucificado (Mariam Baouardy), la pequeña árabe, que es el alma de este pequeño grupo.

La Benefactora Berthe Dartigaux las acompaña durante el viaje, regresando a su tierra una vez comenzada la obra. Posteriormente en mayo de 1879 volverá de nuevo para vivir con la comunidad.

Es Mariam, quien guiada por el Señor designa el sitio del futuro Carmelo, sobre la colina de David, frente a la Basílica de la Natividad.

La vida conventual se comienza el 21 de noviembre de 1876 mientras que algunos trabajos se continúan. Mariam muere antes de su inauguración, el 26 de agosto de 1878.

Marian ha querido que el altar de la Iglesia sea ubicado justo sobre «la gruta de David», donde el santo rey habría recibido la unción real de mano del profeta Samuel.