Pidamos al Espíritu Santo infunda en nosotros un intenso anhelo de ser santos para la mayor gloria de Dios y alentémonos unos a otros en este intento. (GE 177)

Comunidad de Jerusalén: Comunidad

«Padre Nuestro….santificado sea tu Nombre» (Mt 6,9)

Nuestra presencia como carmelitas está situada en la encrucijada de las dos grandes religiones monoteístas: la del mundo judío y la del mundo árabe-musulmán, a quienes nosotras aportamos la presencia de Cristo desde nuestro testimonio de vida personal y comunitaria.

El monte de los Olivos, lugar bien conocido por los evangelios, que la Iglesia y la tradición guardan fielmente desde hace 2000 años la huella imborrable del pasaje de Cristo.

Miles de peregrinos provenientes de todos los países y de todas las confesiones vienen a visitar la «Gruta mística» de las enseñanzas escatológicas de Cristo para rezar el Pater en diferentes lenguas, inscritas en los muros del Santuario y que son aproximadamente 150.

Nuestra Comunidad esta compuesta por 17 hermanas de 8 nacionalidades diferentes: Francia, Corea, Brasil, Ruanda, Líbano, Madagascar, Estados Unidos y Palestina.

En efecto desde los cuatro puntos cardinales hemos sido atraídas, para vivir el misterio de la filiación divina, para que con nuestra vida de oración, de alabanza, fraternidad e intercesión podamos atraer también a muchos hermanos que buscan el rostro de un Dios Padre y misericordioso. Viviendo en comunidad, con gozo y fidelidad el mensaje del Padre Nuestro, para que nuestra experiencia de la Paternidad de Dios, facilite nuestra Fraternidad en Cristo.