Pidamos al Espíritu Santo infunda en nosotros un intenso anhelo de ser santos para la mayor gloria de Dios y alentémonos unos a otros en este intento. (GE 177)

Discernimiento

«Discernir cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo que a El le agrada, lo perfecto» (Rm 12,2)

Toma el tiempo para buscar la voluntad de Dios en tu vida,
De encontrar la fuerza para emprender con alegría y con una «determinada determinación» la subida del Monte Carmelo, el «Camino de Perfección»…
Te brindamos algunos criterios que te ayudaran
a discernir mejor,
Si Dios te llama a la Viña del Carmelo:

– amor a la oración
– amor por la palabra de Dios
– amor a la Iglesia
– amor por la Tierra Santa
– comunión con María
– amistad con nuestros santos
– deseo de interceder por el mundo
– estima por la soledad y el silencio
– capacidad de vivir en comunidad