A ejemplo de la Virgen Madre, el contemplativo es la persona centrada en Dios. (VDQ 10)

San Juan de la Cruz: Su Mensaje

Imprimir

 

En un mundo secularizado dónde la ambigüedad del progreso se vuelve evidente, el ser humano necesita una convicción, la cual no existe en sí, pero deben siempre reconquistarle de nuevo de manera individual y comunitaria. La libre adhesión al bien no existe nunca simplemente en sí, es necesaria siempre la nueva búsqueda dolorosa  de cada generación, de cada hombre.

El hombre y la mujer de hoy perdidos en la tecnología y en la ciencia encuentran en San Juan de la Cruz la posibilidad de un encuentro con el Absoluto. La nostalgia actual de la humanidad encuentra su eco en el grito de San Juan de la Cruz:

 

¿Adónde te escondiste,               
Amado, y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste
habiéndome herido;               
salí tras ti clamando, y eras ido.

El mensaje de San Juan de la Cruz es este fuerte Amor de Dios que no lo abandona. Tenemos necesidad de un amor incondicional y de la certeza que nos haga decir:

"Pues estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los principados, ni lo presente ni lo futuro, ni las potestades,
ni la altura, ni la profundidad, ni  criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro".
(Romanos 8,38)

P.O.B. 19064 - 9190 Jerusalem- ISRAEL Tél: 972 (02) 6283143 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

      Copyright 2011 VE Multimedios. Todos los Derechos Reservados

Auto Insurance Quotes