A ejemplo de la Virgen Madre, el contemplativo es la persona centrada en Dios. (VDQ 10)

Teresa de Jesús: Su Vida

Imprimir


En la alborada del Siglo de Oro español, siglo de las grandes conquistas americanas, del desarrollo de la fe y de la cultura, nace Teresa  un 28 de marzo de 1515, en Ávila. Sus padres don Alonso de Cepeda y doña Beatriz de Ahumada. Ella es bautizada el 4 de abril con el nombre de Teresa de Ahumada. Por sus venas corre "sangre judía" que afecta positiva y profundamente la vida de Teresa.

El deseo de aquello que"no pasa" la fascina ya  desde su primera infancia, a la edad de 7 años  junto a su hermano Rodrigo buscan"ir a tierra de moros"con el fin de morir mártires.

En el año 1528 muere su madre en Gotarrendura, al verse Teresa sin amparo  va a buscar protección a los pies de la Virgen, pidiéndole que en adelante ella fuese su"madre".

A los veintiún años  no obstante la oposición paterna, Teresa ingresa en el Monasterio de la Encarnación en Ávila. Su vida transcurre en el ambiente monástico, dada a la oración y a la meditación.

En sus escritos, Teresa señala sus grandes luchas por alcanzar la perfección. Un acontecimiento que cambiará su vida será el encuentro con una imagen de Cristo: "Acaecióme que, entrando un día en el oratorio, vi una imagen que habían traído allá a guardar...era de Cristo muy llagado y tan devota que, en mirándola, toda me turbó de verle tal….que el corazón me parece se me partía, y arrojeme cabe El, suplicándole me fortaleciese ya de una vez para no ofenderle.” (V 9, 1)  A partir de ese momento Teresa siente que su vida ya no le pertenece sino que es de Dios, que cada vez está mas presente en su interior.

Herida por la división interna de la Iglesia y con la mirada puesta en la evangelización del nuevo mundo, responde a estos acontecimientos con una entrega total a Dios: "determine hacer eso poquito que era en mí, que es seguir los consejos evangélicos, con toda la perfección que yo pudiese, y procurar que estas poquitas que están aquí hiciesen lo mismo, confiada en la gran bondad de Dios, que nunca falta de ayudar a quien por él se determina a dejarlo todo.” (Camino 1,2)

En el año 1562 fundó el convento de San José de Ávila. Luego otros 17 Monasterios serán fundados por Teresa.

Junto a San Juan de la Cruz inicia la fundación de los primeros Carmelitas Descalzos, en Duruelo el 28 de noviembre de 1568.

A cada una de nosotras, sus hijas, Teresa ha querido transmitirnos su ideal de vida, su camino de perfección: vida de intimidad con Dios  al servicio de la Iglesia, en una comunidad alegre y fraterna. Ella supo vivir su pasión por Cristo y la Iglesia en una realidad que no es muy distinta a la nuestra, pues también la España de su tiempo era un mosaico formado de diferentes trasfondos religiosos y culturales, donde  convivían las tres grandes religiones monoteístas.

P.O.B. 19064 - 9190 Jerusalem- ISRAEL Tél: 972 (02) 6283143 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

      Copyright 2011 VE Multimedios. Todos los Derechos Reservados

Auto Insurance Quotes