Pidamos al Espíritu Santo infunda en nosotros un intenso anhelo de ser santos para la mayor gloria de Dios y alentémonos unos a otros en este intento. (GE 177)

Juan de la Cruz : Su vida

Gran doctor místico, renueva junto a Teresa de Ávila la Orden del Carmelo, declarado en 1952 Patrón de los poetas españoles.

¿Quién es Juan de la Cruz?

Ante todo un hijo de España, precisamente de Castilla. Un hijo del siglo XVI: el siglo de oro español. Un hombre pequeño de estatura y de apariencia simple pero cuya gracia divina, hizo de El un gigante espiritual a precio de muchos cansancios y sufrimientos de su parte.

Un religioso que se distingue por su virtud, su penitencia y su recogimiento. Un hombre desconocido. Se le cree austero y riguroso y lo es, ciertamente pero solo con mismo, pues con los demás esta lleno de suavidad, caridad y amor.

Un fiel discípulo, se asemeja a su Maestro: Jesús, que dijo de sí mismo: «Aprended de mi que soy dulce y humilde de corazón”.

El ha gustado la intimidad de su Señor; descubrió los bienes admirables que Dios reserva a los que se convierten en de verdad en sus amigos. Quiere hacer beneficiar a los otros y transportarlos también hacia el mismo destino:

“O almas creados para estas maravillas, destinados a verlos realizarse en ustedes!