Comunidad de Alepo: Historia

Comunidad de Alepo: Historia
Siria, Alepo – Carmelo de Nuestra Señora de Siria – 1964

La vocación del Carmelo de Alepo se encuentra en el corazón de Siria, cuna del cristianismo. Fue en Siria, en Antioquía, donde los discípulos recibieron por primera vez el nombre de cristianos y esta ciudad fue, después de Jerusalén, el primer gran centro desde donde se extendieron los primeros apóstoles para evangelizar a todo el Imperio Romano. Fue en Siria donde se desarrolló el llamado eremitismo y monaquismo “sirio”.

Nuestro deseo es, por tanto, perpetuar esta presencia monástica y ayudar a los cristianos sirios a permanecer en su tierra para que la Luz de Cristo ilumine este país mayoritariamente (casi todo) musulmán.

No podemos mencionar  Siria sin mencionar a San Pablo. Antioquía y Damasco están íntimamente unidas en la misión evangelizadora de Pedro, Pablo y todos los apóstoles. La vocación de los carmelitas es tanto contemplativa como misionera. Podemos, pues, encontrar en San Pablo, que tanto tiempo recorrió los caminos de Siria, el celo infatigable por la gloria de Dios y la conversión de los «paganos», tan numerosos y tan diversos hoy. Pero este apostolado indirecto sólo puede ser fecundo si está anclado en una vida de auténtica unión con Dios.